Así lo Hacemos

Empezamos cada día refrescando la masa madre, es decir añadimos harina y agua para activarla y obtener la cantidad necesaria. La dejamos reposar y horas después cuando ya está en su punto óptimo de fermentación, preparamos los diferentes tipos de masas que hacemos, amasando todos los ingredientes siempre 100% ecológicos. Usamos harinas de máxima calidad molidas a la piedra para que conserven todos los nutrientes, minerales y vitaminas. A continuación ponemos cada tipo de masa en una cubeta y las volvemos a dejar reposar durante varias horas.

Amasadora, pan de semillas

El siguiente paso es el pesado y formado de cada pieza, siempre a mano para no maltratar la masa. Las colocamos sobre telas de lino y las introducimos en la cámara, para que fermenten lentamente y de forma controlada hasta el día siguiente.

Formando el pan a mano

Por la mañana, bien temprano comienza la última parte, sacamos el pan que ha estado reposando toda la noche en la cámara de fermentación y lo cocemos en nuestro horno de leña, hasta obtener el punto de cocción perfecto, con una corteza dorada y crujiente, una miga jugosa y un aroma y sabor extraordinario. Por último terminamos todo el proceso con el reparto diario a los distintos puntos de venta.

Fgón de leña
Horno de leña

Nuestra Masa Madre

La masa madre o levadura madre, como también se la conoce, se elabora a partir de harina y agua, nada más, y fermenta de forma natural gracias a la acción de las levaduras y bacterias salvajes presentes en el propio cereal y en el ambiente.

Masa madre de trigo

Es una reacción espontánea y natural que da al pan unas propiedades especiales y un profundo sabor y aroma, una corteza más gruesa y crujiente, una miga más húmeda y sabrosa y hace que se conserve perfectamente durante varios días, dependiendo del tipo de pan incluso semanas.

Masa madre de espelta

En El Mastrén mantenemos y cuidamos a diario nuestras tres masas madres de cultivo propio, una de trigo, otra de centeno y otra de espelta, y las usamos como fermento básico para todos nuestros panes.